República de Honduras

Honduras es un país ubicado en el corazón de América Central. Su nombre oficial es República de Honduras y su capital es el Distrito Central, formado por las ciudades de Tegucigalpa y Comayagüela.
La nación es un estado unitario y se autodefine como libre, soberano e independiente, unitario e indivisible, y parte integrante de la gran nación centroamericana.
Está limitada al norte y al este por el mar Caribe, limita al sureste con Nicaragua, al sur con el golfo de Fonseca y El Salvador, y al oeste con Guatemala.
La extensión territorial de Honduras, comprendiendo todas sus islas, es de aproximadamente 112.492 km².
La organización territorial se divide política y administrativamente, en 18 departamentos, y éstos en 298 municipios.
La forma de gobierno es republicana, democrática y representativa. Se ejerce por tres poderes: Legislativo, Ejecutivo y Judicial, complementarios e independientes.
La población de Honduras supera los 8.7 millones de habitantes y se dedica en su mayor parte a las actividades agropecuarias, además del comercio, manufacturas, finanzas, y servicios públicos entre otras actividades.
El departamento de Honduras con mayor densidad de población es Cortés con 400.3 hab./km².
El país es multiétnico, consta de cuatro grandes familias étnicas: los blancos o mestizos que son la mayoría, los pueblos indígenas (lencas, misquitos, tolupanes, chortis, pech, tawahkas), garífunas y criollos de habla inglesa.
El territorio de Honduras es muy accidentado, lo forman altas filas de montañas, elevadas planicies, valles profundos en los que se encuentran llanos extensos y fértiles cruzados por ríos más o menos caudalosos y algunos navegables, todo lo cual contribuye a su rica biodiversidad.
Se estima que en Honduras existen unas 8000 especies de plantas, alrededor de 250 reptiles y anfibios, más de 700 especies de aves y 110 especies de mamíferos, distribuidos en las diferentes regiones ecológicas de Honduras.

I.- Su historia


A.- Honduras Precolombina


En la época precolombina, lo que es ahora Honduras era parte del área cultural mesoamericana. La parte occidental era parte de la civilización Maya. Las ruinas precolombinas más impresionantes de este país son la antigua ciudad estado Maya de Copán, cerca de la frontera con Guatemala.
La gran cultura Maya prosperó allí durante cien años, hasta principios del siglo IX. Los restos de otras culturas Precolombinas se encuentran por todo el país, notablemente en sitios como La travesía y el valle Ulúa.
Entre la caída del Imperio Maya en el año 892 y la llegada de los españoles en 1502, Honduras sufrió la desaparición de esta cultura.
Las causas de ello no han sido aclaradas, algunos historiadores son de la opinión que un huracán se internó en territorio maya destruyendo en gran parte la ciudad capital que se había edificado en Copán hoy conocida como Copán Ruinas, sabiéndose sólo que a la llegada de los españoles no quedaban vestigios directos de ningún estado maya.

B.- La colonización


Las costas de Honduras fueron descubiertas por Cristóbal Colón en julio de 1502, en su cuarto y último viaje.
La colonización comenzó en 1522, año en que Gil González Dávila emprendió su conquista, continuada más tarde por Cristóbal de Olid, lugarteniente de Hernán Cortés. Olid pereció asesinado al cabo de algún tiempo y sus sucesores sometieron a los indígenas después de grandes esfuerzos.
Al final del proceso de conquista, los diferentes grupos indígenas se vieron reducidos, si acaso no fueron aniquilados del todo.
La autora Linda Newson concluye que la población del  centro y occidente de Honduras disminuyó de 600 mil habitantes en el momento de la conquista a 32 mil después de este proceso, ello provocó que las características demográficas del continente fueran modificadas a largo plazo, al introducir nuevos grupos humanos, tanto europeos como africanos, a la vez que disminuía gradualmente la población nativa y se daba origen a la manifestación racial propia de la colonia: el mestizaje.
En América, el rey estaba representado por virreyes y gobernadores, quienes, a cargo de territorios de diversa extensión, debían vigilar la administración en materia de gobierno, justicia, milicia, iglesia y economía. Honduras en gran parte de la colonia formó parte de la Capitanía General de Guatemala.

C.- La independencia


Honduras, junto con las otras provincias centroamericanas, se independizó de España en 1821, después fue brevemente anexada al Imperio mexicano.
En 1823, Honduras se unió a las recién formadas Provincias Unidas de América Central. Al poco, las diferencias sociales y económicas entre Honduras y sus vecinos regionales exacerbaron la áspera lucha partidista entre líderes centroamericanos y trajeron el colapso de la Federación en los años 1838-1839.
El general hondureño Francisco Morazán, condujo los esfuerzos fracasados a mantener la federación.
Ya en el siglo XIX se proyectó la línea de ferrocarril desde la costa caribeña a la capital, pero agotó su presupuesto cuando alcanzó la ciudad de San Pedro Sula, por lo que se convirtió así San Pedro en el principal centro industrial y la segunda ciudad más grande.
Desde la independencia, Honduras ha sido sacudida con casi 300 rebeliones internas, guerras civiles y cambios del gobierno, más de la mitad de ellos durante el siglo XX.
El país tradicionalmente careció tanto de una infraestructura económica como de integración social y política.
Su economía basada en la agricultura vino a ser dominada en este siglo por compañías estadounidenses que establecieron enormes plantaciones de plátano a lo largo de la costa del norte.
El capital extranjero, la vida de plantación, y la política conservadora dominaron Honduras desde el tardío XIX hasta mediados del siglo XX.
Durante los años relativamente estables de la Gran Depresión, el General autoritario Tiburcio Carias Andino controló Honduras. Sus lazos con dictadores de países vecinos y con compañías de plátano estadounidenses le ayudaron a mantener el poder hasta 1948. Para entonces, los líderes provinciales militares habían comenzado a ganar el control de los dos partidos principales, los Nacionalistas y los Liberales.
En julio de 1969, Honduras fue invadida por El Salvador en la denominada Guerra corta de Fútbol.
A partir de 1963, los militares conservadores al mando de las Fuerzas Armadas establecieron un gobierno militar que se extendería hasta 1981, exceptuando el período 1971-1972 en que asumió brevemente el poder un presidente civil, Ramón Cruz.
Honduras disfrutó de su crecimiento económico más rápido durante este período, debido a una mayor demanda internacional de sus productos y la disponibilidad de crédito comercial.
Se realizaron elecciones en 1981 y se promulgó una nueva constitución enero de 1982, la cual se ha mantenido vigente al día de hoy.

II.- Los símbolos patrios


A.- La bandera


La bandera de Honduras fue creada el 16 de febrero de 1866, siendo presidente de la República don José María Medina.
Está basada en la bandera de las antiguas provincias unidas de Centroamérica, la cual a su vez estaba basada en la bandera de las provincias unidas de Río de la Plata, que incluían las actuales Argentina, Uruguay y Bolivia.
Consta de tres franjas horizontales del mismo tamaño, de color azul turquesa las exteriores y blanca la central.
En el centro, dentro de la franja blanca, figuran cinco estrellas azules que simbolizan a los cinco países que formaron la antigua federación centroamericana y el ideal de la unión de Centroamérica.
Las franjas azules simbolizan el cielo hondureño, los generosos ideales y el amor fraternal que los une al igual que la justicia, la lealtad, la fraternidad, la fortaleza, la dulzura, el valor, el Océano Atlántico y el Océano Pacífico que bañan las costas del este y el oeste del país, respectivamente, al igual que las de Centroamérica.
La franja blanca simboliza la meta a donde deben dirigirse las buenas acciones del patriotismo nacional, la pureza, la integridad, la fe, la obediencia, la paz, la firmeza, la vigilancia, la bondad y la nación.

B.- El Escudo


El escudo de Honduras fue creado por el Decreto Legislativo del 3 de octubre de 1825, siendo jefe de estado Dionisio de Herrera, está compuesto por símbolos alusivos a su territorio, historia y la variedad de recursos naturales que posee el país.
Fue modificado por el decreto legislativo No. 7, del 16 de febrero de 1866, que creó la actual Bandera de Honduras, publicado en el Boletín Legislativo de Comayagua No. 4 del 6 de marzo del mismo año, siendo presidente de la república don José María Medina.
El gorro frigio con luces, que aparecía hasta entonces debajo del arcoíris y encima del volcán que está entre los dos castillos, fue sustituido por un sol poniente.
En su parte superior figuran una aljaba llena de flechas, que simboliza a la población indígena del país, la vida guerrera de los indios y el recuerdo del cacique Lempira, y dos cuernos de la abundancia, que contienen frutas y flores, los cuales están unidos por un lazo, y penden de la aljaba, simbolizando la riqueza vegetal de Honduras.
En la parte central, de forma ovalada, aparecen representados bajo un cielo azul y sobre el agua del mar, una pirámide formando un triángulo equilátero y dos castillos sobre los que figura el arco iris, el cual simboliza la paz, la unión de la familia hondureña y la elevación de ideales.
El triángulo significa la perfecta igualdad de todos los hondureños ante la ley; todos gozan de los mismos derechos y que todos tienen las mismas obligaciones; los castillos, uno en las costas del Mar Caribe y otro en las del Golfo de Fonseca, en el Océano Pacífico, significan los baluartes en los que se puso a prueba el valor de la raza aborigen, frente al conquistador español.
El volcán situado entre los dos castillos, es el recuerdo de que él perteneció al grupo de los cinco volcanes que figuraron en la base del triángulo equilátero del Escudo Federal de las Provincias Unidas del Centro de América.
El sol naciente, debajo del arco iris, esparce luz e ilumina el horizonte haciendo resaltar la hermosura del país. Simboliza la libertad, el amor a la patria y la esperanza, virtudes por las cuales vivió y murió Lempira a manos de los conquistadores.
El terreno sobre el cual está ubicado el triángulo equilátero, se figura bañado por los océanos Atlántico y Pacífico que simbolizan la ruta que siguió Cristóbal Colón para llegar a esta tierra en 1502.
El óvalo simboliza el receptáculo en donde ha de guardarse el recuerdo de la fecha de emancipación política, con esta leyenda escrita en letras de oro en la bordura blanca que rodea al óvalo: República de Honduras, libre, soberana e independiente. 15 de septiembre de 1821; los tres árboles que están a cada lado del escudo, de roble a la derecha y pino, el árbol nacional, a la izquierda, significan los recursos naturales del país, pues en las selvas y montañas hay abundancia de madera preciosa.
La cordillera de montañas que constituye la base en la que descansa el óvalo significa que el territorio es montañoso con una gran variedad de clima. Las minas y herramientas de mineros son indicio de la riqueza hondureña en oro y plata.
Hasta el momento de su independencia, como todas las colonias españolas, en Honduras se usó el escudo de armas de los reyes de España no existió escudo nacional español hasta 1868. Dionisio de Herrera, como el jefe del estado de Honduras, decretó la creación de un escudo nacional el 3 de octubre de 1825.
El escudo junto a los símbolos de carácter histórico, incorpora elementos que representan los recursos naturales del país que deben ser objeto de preservación.
La descripción y los usos del escudo hondureño aparecen regulados en el decreto número 161 y en el artículo 142 dictados por el Congreso Nacional el 10 de enero de 1935.

C.- El Himno Nacional


El Himno Nacional de Honduras fue compuesto por el músico Carlos Hartling y su letra fue escrita por el poeta Augusto Constantino Coello Estévez.
El himno fue decretado como oficial, por decreto ejecutivo número 42 del 13 de noviembre de 1915.
En los actos oficiales, solamente se cantan el Coro, la VII estrofa y nuevamente el Coro. Durante 94 años Honduras no tuvo himno desde la independencia de 1821 hasta 1915.

III.- El gobierno


El artículo 4 de la Constitución de la República de Honduras establece que la forma de gobierno es republicana, democrática y representativa.
Las elecciones generales para elegir al presidente de la república, se hace cada cuatro años, mismo que será electo por el pueblo hondureño, mediante voto o sufragio universal y secreto. El Artículo 238, establece los requisitos para ser Presidente o Vicepresidente de la República, se requiere:

  1. Ser hondureño por nacimiento.
  2. Ser mayor de 30 treinta años.
  3. Estar en el goce de los derechos del ciudadano.
  4. Ser del Estado seglar.

El presidente de Honduras es el jefe de Estado y de gobierno de Honduras, es el más alto cargo político del país por influencia y reconocimiento.
El actual presidente es Juan Orlando Hernández, su mandato comenzó el 27 de enero de 2014 y finalizará el 27 de enero de 2018.
Además, el gobierno se ejerce por tres poderes: legislativo, ejecutivo y judicial, complementarios e independientes y sin relaciones de subordinación.
También añade que la alternabilidad en el ejercicio de la presidencia de la república es obligatoria, y que la infracción de esta norma constituye delito de traición a la Patria.
En el Artículo 5, esta misma constitución estipula; que el gobierno debe sustentarse en el principio de la democracia participativa del cual se deriva la integración nacional, que implica participación de todos los sectores políticos a fin de asegurar y fortalecer el progreso de Honduras basado en la estabilidad política y en la conciliación nacional.
El poder legislativo se ejerce por un congreso de diputados, que serán elegidos por sufragio directo.
Se reúne en sesiones ordinarias en Tegucigalpa el 25 de enero de cada año, sin necesidad de convocatoria, y clausura sus sesiones el 31 de octubre del mismo año.
Corresponde al congreso nacional las siguientes atribuciones: crear, decretar, interpretar, reformar y derogar las leyes.
Convocar, suspender y cerrar sus sesiones, así como emitir su Ley Orgánica y aplicar las sanciones que en él se establezcan para quienes lo infrinjan; convocar a sesiones extraordinarias de acuerdo con la constitución.
La corte suprema de justicia de Honduras tiene su asiento en Tegucigalpa y está formada por quince magistrados propietarios y por siete suplentes, elegidos por el Congreso Nacional y está dividida en salas, de acuerdo con lo que disponga el Reglamento Interno de la misma corte.
El poder judicial de Honduras se integra por una Corte Suprema de Justicia, por las Cortes de Apelaciones, los Tribunales de Sentencia, los Tribunales de Ejecución de Penas y los Juzgados que establezca la ley.
El presidente de la Corte Suprema es elegido por el Congreso Nacional, por un período de siete años.
El período de los Magistrados de la Corte Suprema de Justicia es de siete años y pueden ser reelectos.

IV.- Geografía




Honduras, se encuentra ubicada en la parte más ancha del istmo centroamericano. Está limitada al norte por el Atlántico, al este por el mismo mar y la República de Nicaragua, al sur por Nicaragua, el golfo de Fonseca y la República de El Salvador y al oeste por Guatemala.
La extensión superficial de Honduras, comprendiendo todas sus islas, se calcula en 112.492 km². Sus costas tienen un desarrollo de 400 millas (644 km) en el Atlántico, y de 60 millas (97 km) en el Océano Pacífico, entre la desembocadura del río Negro y la del Goascorán.
La demarcación fronteriza con El Salvador, quedó establecida luego de los acuerdo de paz firmados en Lima, Perú en 1980 por ambos países. Definidos los límites tras los acuerdos establecidos mediante el fallo de la Corte Internacional de Justicia en Holanda el 11 de septiembre de 1992. Asimismo, esta misma corte ratificó en 1960, la demarcación fronteriza con Nicaragua, la cual había sido establecida en 1906, en el laudo de Alfonso XIII, rey de España.
El 8 de octubre de 2007, el Tribunal Internacional de Justicia fijó la frontera marítima entre ambos países a 15 grados de latitud norte y 83 grados de latitud oeste, adjudicando a Honduras la soberanía de las islas Cayo Bobel, Cayo Port Royal, Cayo Savanna y Cayo del Sur y quedando Cayo Edimburgo en el lado nicaragüense. Mientras que los límites con Guatemala fueron definidos por el laudo del tribunal Hughes emitido en Washington en 1933.
En el mar Caribe Honduras cuenta con el archipiélago de las Islas de la Bahía, compuesto por: Utila, Roatán y Guanaja.
También pertenecen a Honduras las Islas del Cisne y los cayos Cochinos entre otros. En la zona del Golfo de Fonseca, que comparte con Nicaragua y El Salvador, Honduras cuenta con las islas de Zacate Grande, la Isla del Tigre, Garrobo, Exposición, Güegüensi y otras islas menores.
El país se encuentra localizada en una posición tropical de 15 a 16 grados al norte del ecuador, únicamente cuenta con dos estaciones, las cuales están bien definidas: La estación seca y la estación lluviosa.
La estación lluviosa comienza en mayo extendiéndose hasta el mes de julio con una pausa durante el mes de agosto, ésta generalmente se reanuda en septiembre hasta el mes de noviembre cuando comienza la estación seca. Esta estación, se extiende hasta el mes de abril o mayo.
El promedio de las temperaturas altas a través de todo el país es de 32 °C (90 °F), y el de las temperaturas bajas es de 20 °C (68 °F).
El promedio anual de las temperaturas en el interior de Honduras es de 21 °C (70 °F).
El promedio de la precipitación anual es de 1000 mm (40 pulgadas) en las montañas, y en los valles de la costa norte es de 2500 mm (100 pulgadas)
Las zonas más bajas de la región costera tienen una media anual de 27 °C (80 °F) con altos grados de humedad.
Más de 65 por ciento del territorio hondureño es montañoso, con un promedio de 1000 msnm. La Cordillera Centroamericana divide al territorio en tres regiones: La Oriental, Central y Occidental. Geomórficamente, el territorio hondureño está dividido en tres zonas: Planicie Costera del Norte, Planicie Costera del Sur, y Región Montañosa, compuesta por las cordilleras del norte, centro y sur.

A.- Biodiversidad






Honduras tiene una biodiversidad excepcionalmente alta, en relación a su tamaño. Su ubicación tropical privilegiada entre dos océanos y sus condiciones topográficas crean una gran variedad de hábitats, desde bosques nublados a arrecifes coralinos, favorables para una alta diversidad de flora y fauna.
Cuenta con 43.352 km² de bosques, ocupado el puesto 74 a nivel global. Sus bosques se conforman de cinco tipos diferentes: bosque húmedo, bosque nubloso, bosque seco, bosque manglar y bosque pinar.
Destacan los bosques de la Reserva de la Biosfera de Río Plátano, que cubre un área de 5251 km² o 390.000 hectáreas de selva tropical, con una abundante flora y fauna, donde viven más de 2000 indígenas. Algunos de los ríos en la biósfera son el río Plátano y las cuencas de los ríos Guampu, Panluya y Sicre.
Las áreas de bosque de Honduras disminuyen cada año debido a la tala y quema de los bosques que no solo están reduciendo la biodiversidad, sino también afectan las fuentes de agua de que dependen sus habitantes. La superficie de agua de Honduras es tan solo de 200 km², la menor en toda Centroamérica.
Según el Plan Nacional Estrategia de Biodiversidad y de Acción (ENBRA-SERNA / DBIO, 2001), existe un total de 7524 especies en Honduras, de las cuales 170 tienen una distribución limitada.
Este total incluye 744 especies de aves de las cuales 59 se consideran amenazadas en el país; 231 especies de mamíferos de las cuales 3 son endémicas, 19 amenazadas, ocho en peligro de extinción; 116 especies de anfibios y 200 especies de reptiles. En el océano Atlántico se conocen 197 especies de peces y 387 en el Pacífico.
Puesto que los artrópodos son la tasa menos conocida en el mundo, se estima que Honduras puede haber unas 30.000 especies, hasta ahora se han identificado 2500.

B.- Hidrografía


El sistema hidrográfico de Honduras está formado por 19 sistemas de ríos que nacen en el territorio nacional y desembocan en ambos océanos.
En la vertiente del mar Caribe desembocan trece sistemas, con longitudes entre 550 y 25 km cuyas cuencas representan el 82,72 por ciento del territorio nacional, mientras que en la vertiente del Pacífico a través del Golfo de Fonseca desembocan seis sistemas que representan el 17,28 por ciento.
Los ríos de Honduras que desembocan en el mar Caribe son: Chamelecón, Ulúa, Aguán, Lean, Tinto o Negro, Patuca, Plátano, Segovia entre otros.
En el océano Pacífico terminan por desembocar los ríos Choluteca, Negro, Goascorán, y el Nacaome. Los ríos que desembocan en el Caribe son los más extensos y caudalosos del país.

V.- Cultura


El turismo en Guatemala ha crecido de forma gradual tras el final de la guerra civil. Se ha convertido en un destino muy atractivo debido a las abundantes y muy variadas bellezas naturales como sus extensas playas de arena blanca y de arena oscura, arrecifes de coral, una abundante flora y fauna, así como bellezas arqueológicas, su historia colonial, además toda su cultura expresada en sus costumbres y gastronomías típicas.

Existe un marcado interés de la comunidad internacional por lugares arqueológicos mayas como la ciudad de Tikal.
Guatemala es muy visitada por sus sitios arqueológicos, ciudades prehispánicas, así como centros turísticos-religiosos como la Basílica de Esquipulas en la Ciudad de Esquipulas y también las playas en el Pacífico y el Atlántico de Guatemala.

Otros destino turístico son los parques nacionales y las demás zonas protegidas como la reserva de la biosfera maya.
En relación al Patrimonio Cultural Inmaterial, Guatemala posee varias declaratorias protegidas por el Estado, entre las que se pueden mencionar: la Huelga de Dolores de la Universidad de San Carlos de Guatemala, según Acuerdo Ministerial 275-2010, el Convite del 8 de diciembre del Municipio de Chichicastenango, según Acuerdo 347-2010 y la Cofradía de San Marcos Evangelista, según Acuerdo Ministerial 532-2010.

VI.- Patrimonio y turismo






El Instituto Hondureño de Turismo (IHT) tiene como misión “conducir el desarrollo turístico nacional, mediante las actividades de planeación, impulso al desarrollo y diversificación de la oferta, apoyo a la operación de los servicios turísticos y la promoción, articulando las acciones de diferentes instancias y niveles de gobierno.
Esto, según la visión del IHT, les llevara a que Honduras sea para 2021, el país líder en la actividad turística a nivel regional, ya que habrá desarrollado y diversificado sus mercados, productos y destinos.
Las empresas serán más competitivas en los ámbitos nacional e internacional. De acuerdo al IHT, el turismo será reconocido como pieza clave en el desarrollo económico y su crecimiento se habrá basado en el respeto de los entornos naturales, culturales y sociales, contribuyendo al fortalecimiento de la identidad nacional.
A pesar de que en la actualidad Honduras ocupa el último lugar en ingreso de turistas a nivel centroamericano, este ocupa el cuarto lugar en generación de divisas, después de Costa Rica, Panamá, y Guatemala.
La región que más aporta turistas a Honduras sigue siendo Centroamérica, representando el 46 por ciento de participación, la segunda región más importante es Norteamérica, con una participación del 39 por ciento del total de turistas, la gran mayoría proveniente de Estados Unidos, 10.1 por ciento de los turistas provienen de Europa y 4.2 por ciento de otros países del mundo.
Honduras cuenta con muchos lugares que atraen al viajero aventurero. Desde excursiones por la jungla y submarinismo, hasta la visita de antiguos yacimientos mayas y de pueblos indígenas.
En este país se encuentran, 40 zonas protegidas, 20 parques nacionales y dos lugares calificados como patrimonios de la humanidad por la UNESCO: Copán y la Biósfera del río Plátano.
En las Islas de la Bahía, lugar que recibe más del 50 por ciento de los turistas que visitan Honduras, se encuentran hoteles y comida de clase mundial.
En un menor grado, en las ciudades turísticas más grandes, como Copán Ruinas, Tela, San Pedro Sula, Tegucigalpa, el área del Lago de Yojoa y La Ceiba. Una vez que el turista rebase más allá de esta ruta turística, debe estar preparado y conformarse con un alojamiento básico, y menos infraestructura turística.
Para llegar a Honduras es muy fácil, con muchos vuelos directos a San Pedro Sula, Tegucigalpa y Roatán.