República de Cuba

La República de Cuba es un país insular del Caribe, asentado en un archipiélago del mar de las Antillas.

El territorio está organizado en quince provincias y un municipio especial con La Habana como capital y ciudad más poblada.
La Isla de Cuba es la más grande de las Antillas Mayores y tiene origen orogénico.

Completan el archipiélago la Isla de la Juventud y una multitud de cayos o pequeñas islas que las rodean: Cayo Coco, Cayo Guillermo, Cayo Largo del Sur y Cayo Jutías, entre otros. Colinda, al norte, con el estado estadounidense de Florida y con las Bahamas, al oeste con México y al sur con las Islas Caimán y Jamaica. Al sudeste de Cuba, se encuentra la isla de La Española.
Previo al período de la Colonización española de América iniciado en el siglo XV, el actual territorio cubano se encontraba habitado por diversos pueblos amerindios.

Cuba se mantuvo como colonia española hasta la Guerra hispano-estadounidense de 1898, desatada a partir de la intervención de Estados Unidos en la guerra de Independencia cubana.

El triunfo estadounidense condujo a la independencia como protectorado de Estados Unidos en 1902.
Durante la primera mitad del siglo XX, Cuba trató de reforzar su sistema democrático, pero tras fuertes conflictos sociales y tensiones políticas, se produjo un golpe de estado en 1952, que dio lugar a la dictadura de Fulgencio Batista.

Batista fue derrocado por el Movimiento 26 de Julio liderado por Fidel Castro durante la Revolución cubana en 1959, pasando Castro a ser primer ministro, jefe de Gobierno.

En 1965, se fundó el Partido Comunista de Cuba, que gobierna el país hasta la actualidad.
Este fue un punto de alta conflictividad entre la Unión Soviética y los Estados Unidos, en el marco de la Guerra Fría, al punto de llevar a ambas naciones al borde de una guerra nuclear durante el desarrollo de la Crisis de los misiles de 1962.
El país es un Estado marxista-leninista con un sistema político de partido único dominado por el Partido Comunista, cuyo rol se encuentra amparado por la Constitución.

Es una nación en vías de desarrollo que adopta para sí una economía planificada, cuyas principales actividades son las exportaciones de azúcar, tabaco, café, productos farmacéuticos y mano de obra especializada. Ocupa el puesto 67º en el Índice de desarrollo humano elaborado por la Organización de las Naciones Unidas, y el 4º entre los latinoamericanos, solo por detrás de Argentina, Chile y Uruguay.

El 17 de diciembre de 2014 Estados Unidos y Cuba anunciaron que comenzarán conversaciones para restablecer las relaciones diplomáticas, que han estado interrumpidas durante más de medio siglo.
Las embajadas en las respectivas capitales de ambas naciones fueron inauguradas en agosto de 2015.
En 2015, Cuba tenía el 3° IDH en Latinoamérica. De acuerdo con datos de la ONU, es el único país del mundo que cumple los dos criterios que, para la organización WWF, significan la existencia del desarrollo sostenible: desarrollo humano alto y huella ecológica sostenible.

I.- El gobierno


Desde el triunfo de la Revolución Cubana en 1959, el sistema político de Cuba ha sido el de una democracia popular; es decir un estado socialista convencional, con una socialización de los medios de producción.

Durante casi cincuenta años, el país fue dirigido por Fidel Castro, primero como primer ministro y luego como presidente del Consejo de Estado, el máximo órgano ejecutivo, y el Consejo de Ministros, actualmente al mando de su hermano Raúl Castro.
La actual Constitución de Cuba, reformada en 2002,33 establece que Cuba es un Estado socialista de forma irrevocable, impidiendo cualquier modificación del régimen socioeconómico.
La Constitución dice en su artículo 5 que “el Partido Comunista de Cuba, martiano y marxista-leninista, vanguardia organizada de la nación cubana, es la fuerza dirigente superior de la sociedad y del Estado, que organiza y orienta los esfuerzos comunes hacia los altos fines de la construcción del socialismo y el avance hacia la sociedad comunista”.
A partir de 1959, las tierras fueron sometidas a dos radicales reformas agrarias en las que se limita la tenencia de tierras a tres caballerías por una sola persona que, según la constitución de 1976, previa autorización estatal, pueden incorporar sus tierras únicamente a cooperativas de producción agropecuaria o venderlas o permutarlas al Estado, o a cooperativas y agricultores pequeños y la autogestión de los organismos productivos.

Sin embargo, desde la crisis económica provocada por el fin del Consejo de Ayuda Mutua Económica (CAME), el gobierno ha promovido una apertura a la inversión de capital extranjero en condiciones de privilegio frente a la inversión que pudieran hacer los cubanos.

Las inversiones del exterior son permitidas siempre que el capital extranjero no sea más del 49 por ciento del capital invertido en una industria.

A.- Poderes del Estado


El parlamento unicameral cubano, la Asamblea Nacional del Poder Popular, es el órgano supremo del poder del Estado.

Tiene la potestad constituyente y legislativa, así como la atribución de elegir a los miembros de los órganos ejecutivos, judiciales y complementarios de instancia superior.

Está integrada en la actualidad por 609 diputados, propuestos por una Comisión Nacional de Candidaturas de entre los delegados municipales, que son el 50 por ciento y otras personas con reconocido prestigio político, económico, social o cultural, son el otro 50 por ciento.

Esta candidatura es ratificada o rechazada por el pueblo en las elecciones generales que tienen lugar cada cinco años, considerándose ratificado cada candidato que cuente con el 50 por ciento más 1 del total de votos válidos.
Los diputados representan directamente a los ciudadanos de los municipios por los que han sido postulados. Estos no están agrupados por partidos políticos, al ser Cuba un sistema unipartidista, aunque su amplia mayoría milita en el Partido Comunista de Cuba.

El parlamento cubano tiene una escasa actividad plenaria, apenas seis días por cada año. El resto del tiempo trabaja en comisiones permanentes o temporales.
El Consejo de Estado, elegido por el parlamento, es el órgano superior que representa al parlamento entre cada uno de sus periodos plenarios de sesiones.

Tiene la condición de jefatura colegiada del Estado y está compuesto por su Presidente, el jefe de estado y de gobierno, un primer vicepresidente, que lo es también del Gobierno, cinco vicepresidentes, un Secretario y veintitrés miembros.

Este órgano tiene potestad legislativa plena, a través de decretos-leyes que deben ser ratificados por el parlamento.
El gobierno cubano, colegiado en el Consejo de Ministros es quien ostenta las funciones ejecutivas.

Sus miembros son elegidos por el parlamento o por el Consejo de Estado, por tiempo indefinido e individualmente, aunque en determinadas fechas se han efectuado renovaciones mayoritarias, la última el 2 de marzo de 2009.

Está integrado por el Presidente y el Primer Vicepresidente del Consejo de Estado, por un número indeterminado de vicepresidentes, actualmente son seis, que pueden ser o no ministros, su Secretario, el resto de los ministros y los presidentes de otras entidades con rango de ministerio.

El gobierno cubano sesiona en pleno o selectivamente con carácter semanal.
Los otros órganos superiores son el Tribunal Supremo Popular, que encabeza el cuerpo judicial único de la nación, la Fiscalía General de la República, como garante de la legalidad de los ciudadanos e instituciones, y la Contraloría General de la República, que ejerce de máximo órgano auditor de la economía y las finanzas del Estado.

B.- Sistema Electoral


En octubre de 1992, el parlamento cubano aprobó por unanimidad una nueva Ley Electoral que, por primera vez, estableció el voto directo y secreto en las elecciones provinciales y nacionales. La decisión de modificar la Constitución aprobada en referéndum en 1976, para elegir por el voto directo, universal, secreto y voluntario de la población a los miembros del Parlamento y las Asambleas Provinciales del Poder Popular fue sugerida en el IV Congreso del Partido Comunista celebrado en octubre de 1991; es decir, en la difícil coyuntura económica que vivía la isla tras la desarticulación de la Unión Soviética y el campo socialista europeo.
El proceso electoral está regulado en la ley electoral. Los candidatos a Delegados a las Asambleas Municipales del Poder Popular no son elegidos por partidos sino mediante asambleas de cada barrio o circunscripción electoral, donde cualquier ciudadano puede proponer a sus candidatos.

En la asamblea se explican las cualidades de las personas propuestas, y en una votación a mano alzada de los vecinos se decide por mayoría las candidaturas finales.
Para aquellos ciudadanos elegidos la campaña electoral basta la publicación de una breve biografía y su foto.
En las elecciones pueden votar todos los ciudadanos mayores de 16 años. El recuento de los votos es público, por lo que puede ser observado por cualquier ciudadano, ya sea cubano o extranjero.
Tras la elección a mano alzada de los delegados de base estos deben, desde la reforma de 1992, ser aprobados por el voto secreto de los electores, para formar las Asambleas Municipales.

Este requisito también se aplica a las Asambleas Provinciales y a la Asamblea Nacional, pero para estas cámaras las precandidaturas son presentadas por las Comisiones de Candidaturas, integradas por organizaciones de masas, tales como los Comités para la Defensa de la Revolución y la Central de Trabajadores de Cuba.
Las candidaturas que presentan estas comisiones deben contener un 50 por ciento de delegados de base, mientras que el resto son personalidades de la ciencia, la cultura, trabajadores destacados, atletas de alto rendimiento, estudiantes destacados, dirigentes de sectores clave de la economía nacional y los servicios, entre otros.
En las boletas para elegir los Diputados a la Asamblea Nacional hay una casilla especial que permite votar por todos los candidatos de una vez, y son elegidos todos aquellos candidatos con más de la mitad de los votos.

Esta última manera de votar es promovida por el gobierno cubano, quien dice que ella constituye una muestra de unidad frente al gobierno de Estados Unidos. Además esa posibilidad es una muestra de que las decisiones deben ser colegiadas entre personas de diferentes procedencias sociales y pensamientos.
En febrero de 1993, se celebraron las primeras elecciones de este tipo. A estas estaban convocados siete millones y medio de cubanos, de los cuales votó un 97 por ciento.

Los grupos opositores internos llamaron a votar en blanco o nulo como fórmula de rechazo al gobierno de Castro, esperando obtener más de un 30 por ciento de voto nulo o blanco, pero obteniendo solo un 10 por ciento. La presencia policial en las urnas fue discreta, únicamente se contó con la vigilancia de escolares.
Fidel Castro era uno de los 582 candidatos a diputados que, en candidaturas cerradas, se sometió al voto directo y secreto de los ciudadanos, junto con 1190 delegados a las 14 Asambleas Provinciales.

Fidel Castro votó en la provincia oriental de Santiago de Cuba, por uno de cuyos distritos era candidato a diputado. En los años posteriores, fueron niños de la Unión de Pioneros los que custodiaban las urnas.
En las elecciones legislativas de 2008, Fidel y Raúl Castro fueron electos diputados para la Asamblea Nacional por más del 98 por ciento de los votos.

C.- Fuerzas Armadas


Miembros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Cuba desfilando durante el cambio de la guardia de honor en el Mausoleo de José Martí.
El organismo encargado de la defensa del país son las Fuerzas Armadas Revolucionarias.

Castro ha esgrimido el peligro de una agresión militar para mantener unas Fuerzas Armadas que son unas de las más grandes, en relación a la población total del país, y más preparadas de América Latina, pues Cuba ha sido víctima de innumerables actos terroristas y por la oposición de lucha contra su gobierno.

Estos actos han costado vidas humanas, como fue la del turista italiano Fabio Di Celmo.

Además de incontables daños materiales fundamentalmente en el sector del turismo.
Todo joven cubano tiene la obligación legal de cumplir el Servicio Militar Activo durante uno o dos años, dependiendo de si ha logrado matricularse o no en un centro de educación superior. El servicio militar femenino es voluntario.
Con la desaparición del llamado campo o bloque socialista o comunista, la defensa del país se vio afectada por el corte de suministro de armas y con ello el deterioro de la defensa. Ante estas circunstancias se han creado algunos medios importantes de combate en sencillas industrias del país, como buques pequeños de guerra, carros artillados y fusiles.

Cada vez más los altos mandos militares cubanos se involucran en actividades empresariales tal y como sucedió en Rusia después del comunismo.

D.- Relaciones Internacionales


A raíz del encarcelamiento de casi un centenar de opositores, y el fusilamiento de tres secuestradores de una lancha de pasajeros durante la primera mitad de 2003, para emigrar hacia los Estados Unidos, la Unión Europea firmó una resolución que redujo drásticamente el nivel de las relaciones diplomáticas con Cuba.
El gobierno cubano, en respuesta, eliminó los contactos diplomáticos con la Unión Europea, hasta que, a principios de 2005 y a propuesta del gobierno español, los reanudó.
Actualmente, el gobierno de Cuba mantiene estrechas relaciones con China, Venezuela, Bolivia, Ecuador y en general América Latina y las reanudadas relaciones con Europa principalmente con España. Sigue perdiendo miles de millones anualmente por el bloqueo económico, financiero y comercial que sostiene el gobierno de Estados Unidos desde 1959.

Cuba apoya incondicionalmente a países de Latinoamérica y ha ayudado a países en desastres como el terremoto de Pakistán, el tsunami de Indonesia y muchos otros países que ha solicitado ayuda humanitaria enviando brigadas médicas, alimentos y otros recursos para el beneficio de los más necesitados.
Cuba tiene relaciones diplomáticas con 194 Estados. De ellos, 189 son miembros plenos de Naciones Unidas y cinco no lo son: Palestina, República Árabe Saharaui Democrática, Islas Cook, Santa Sede Y Nieu.

Adicionalmente, tiene relaciones con la Soberana Orden Militar y Hospitalaria de San Juan de Jerusalén, de Rodas y Malta y también con la Unión Europea. Todo ello suma un total de 196.Ademàs, dispone de 143 misiones diplomáticas en 116 países, de ellas, 114 embajadas, 2 Consulados Generales, 19 Consulados, 4 Oficinas Diplomáticas y 4 representaciones ante Organismos Multilaterales.
El 17 de diciembre de 2014, Estados Unidos y Cuba anunciaron que comenzarán conversaciones para restablecer las relaciones diplomáticas, que han estado interrumpidas durante más de medio siglo.
Las embajadas en las respectivas capitales de ambas naciones fueron inauguradas en agosto de 2015.

E.- Derechos Humanos


En materia de derechos humanos, respecto a la pertenencia a los siete organismos de la Carta Internacional de Derechos Humanos, que incluyen al Comité de Derechos Humanos (HRC).
Cuba es miembro fundador del Consejo de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas, siendo elegida para la vicepresidencia del mismo en 2010.
Sin embargo, el incumplimiento al respeto y defensa de algunos de los derechos humanos proclamado con la firma de estos acuerdos ha sido denunciado por órganos internacionales y la disidencia cubana.

II.- Los símbolos patrios


Según la ley 452 de Símbolos Nacionales, promulgada en la Ciudad de La Habana, el 27 de diciembre de 1983, son símbolos nacionales:
La Bandera, izada por primera vez por Narciso López el 19 de mayo de 1850, en Cárdenas, Matanzas. Proclamada como la enseña nacional el 11 de abril de 1869.
El Escudo nacional cubano, llamado también el Escudo de la Palma Real, creado en 1849.

La Bayamesa, Himno de Bayamo, himno nacional.

Interpretado públicamente por primera vez el 11 de junio de 1868.
Mientras que los atributos nacionales son: la palma real, la mariposa y el tocororo.

III.- Geografía


A lo largo de su historia, Cuba ha tenido diferentes estructuras político-administrativas. A partir de 1976, a tenor de la aprobación de una nueva Constitución, el país adoptó una división político-administrativa completamente renovada, que estructuró el espacio geográfico del archipiélago cubano en 14 provincias y un municipio especial: la Isla de la Juventud. A su vez, las provincias fueron divididas en municipios, sumando estos últimos la cantidad de 169.
El 1 de agosto de 2010, la Asamblea Nacional aprobó una modificación de dicho modelo de organización territorial, consistente en la segmentación o partición de la antigua Provincia de La Habana en las dos nuevas provincias de Artemisa y Mayabeque, así como en la disolución del municipio de Varadero, que se reincorporaría al de Cárdenas, quedando así dividida la República de Cuba, en la actualidad, en un total de 15 provincias, subdivididas en 167 municipios y un municipio especial. Todos estos cambios entraron en vigor a partir del 1 de enero de 2011.
Además, Cuba es un archipiélago constituido por la mayor isla de las Antillas, llamada Cuba, la Isla de la Juventud, anteriormente llamada Isla de Pinos, y otros 4.195 cayos, islotes e islas adyacentes.

Está ubicada en el mar de las Antillas o mar Caribe, cerca de la costa de los Estados Unidos y México. Sus límites son al norte con el Estrecho de Florida, al este con el Paso de los Vientos, al sur con el mar Caribe y el oeste con el golfo de México. Posee una superficie de 109 884,01 kilómetros cuadrados.

A.- Clima


Generalmente tiene temperaturas altas. Los valores medios anuales van desde los 24 °C en las llanuras, hasta 34 °C y más en las costas orientales, reportándose magnitudes inferiores a 20 °C en las partes más altas de la Sierra Maestra.
La temporada de noviembre a abril es menos calurosa y se conoce como invierno, mientras que los meses de mayo a octubre, más calurosos, reciben el nombre de verano.

Como es típico en los climas tropicales, la variación diaria de la temperatura es mayor que la anual.
La humedad relativa media es alta, con promedios cercanos al 90 por ciento. Los máximos diarios, generalmente superiores al 95 por ciento, ocurren a la salida del sol, mientras que los mínimos descienden, al mediodía, hasta 50-60 por ciento en el interior del territorio. Las zonas más húmedas son las regiones occidental y central, junto con los principales núcleos montañosos.

El efecto de la alta humedad relativa, otorga al archipiélago cubano una intensa sensación de calor durante gran parte del año.

B.- Hidrografía


Posee una hidrografía en la cual el caudal y extensión de humedal se encuentra regida por las lluvias. Las mismas constituyen factores determinantes abastecedores de agua.
Entre los ríos de Cuba sobresalen el más caudaloso: Toa y el más largo: Cauto, estos se encuentran en la región oriental.
En esta región durante el 2004, se produjo una desigual distribución de precipitaciones, extremas sequías e inundaciones que pudieron ser controladas. Además aunque no directamente, diversos huracanes y ciclones han influido en la lluvia y últimamente han ido aumentando.
En 2006 y 2007, los embalses, ríos y lagunas llegaron al tope de su capacidad, proveyendo de agua a la mayor parte de la población.

C.- Geología


Este archipiélago se encontró sumergido. En el Jurásico se pobló de una rica biodiversidad marina en un estrecho entre Laurasia y Gondwana.
Posee una gran diversidad de rocas y suelos. Desde las calizas de Viñales hasta el suelo rojo de Moa.

Posee diversas cuevas sumergidas como la del Ojo del Mégano, en Villa Clara y emergidas como la de Santo Tomás. El desarrollo submarino de estalactitas y estalagmitas muestra que el territorio se encontró fuera del agua hace apenas 10 mil años.

D.- Flora y Fauna


Destacan en la fauna cubana, mamíferos como las jutías, diversos murciélagos, reptiles, ninguno de ellos venenoso, destacándose la numerosa población de cocodrilos, anfibios entre ellos la rana más pequeña del mundo, peces y animales marinos, destacándose los que habitan en los arrecifes de coral. También abundan los insectos y mamíferos insectívoros.
La flora cuenta con más de 6.500 especies solo de plantas con semilla, especialmente en los bosques; entre las que se encuentran plantas tropicales, de río y frutales.
Originariamente Cuba se encontraba llena de una espesa vegetación, que ha sido degradada para desarrollar la agricultura.

No obstante, existen muchos programas para el cuidado y mantenimiento de estos bosques, que albergan gran diversidad. Las maderas preciosas de Cuba son muy cotizadas.

IV.- Cultura


La cultura Cubana es una combinación de América, Europa y África. Cuba es un punto de encuentro entre culturas europeas, africanas y norteamericanas.

Desde 1959, cuando empezó la revolución cubana la cultura cambio en muchos aspectos.

A.- La Música y La Danza


Entre los géneros tradicionales cubanos se encuentran la Contradanza, el Danzón, la Guaracha, el Son cubano, el Bolero, el Mambo, el Chachachá, la Rumba, el Guaguancó, y la Timba, entre otros. Durante el siglo XX se popularizaron muchos ritmos bailables.

A inicios del siglo XX, se desarrolló un movimiento musical conocido actualmente como la Vieja Trova, con exponentes como Sindo Garay, Manuel Corona o María Teresa Vera, entre otros.

Después de 1959, se desarrolló entre la juventud de la época un movimiento cultural que pasó a ser conocido como la Nueva Trova, teniendo como referente anterior a la llamada Trova tradicional, la “vieja”.

Sus más conocidos exponentes son Silvio Rodríguez y Pablo Milanés, destacándose también otros muchos.
Dentro de la música campesina cubana el tema más conocido e interpretado internacionalmente es la Guantanamera, compuesto por Joseíto Fernández, con versos de José Martí.
Hoy en día la música cubana es también conocida en todo el mundo con el nombre de Salsa.

La Salsa fue originada en New York debido a la presencia de músicos inmigrantes de toda Latinoamérica.

En la actualidad se bailan aún muchos de los ritmos cubanos, y se practican en las casas de cultura. Entre los más bailados actualmente están la Conga, la Rueda de casino y la Timba, no sólo en Latinoamérica, sino en el mundo entero.
También destaca en Cuba la calidad de sus intérpretes y maestros de ballet clásico. El Ballet Nacional de Cuba ha obtenido importantes premios y ovaciones internacionalmente.
Igualmente, existe el Ballet Folklórico Nacional de Cuba, fundado a inicios de la Revolución, que interpreta diversas danzas y bailes de origen africano.

B.- Literatura y Poesía


La literatura de habla hispana en el territorio cubano, se inicia con la conquista y colonización española.

Los conquistadores traían consigo cronistas que redactaban y describían todos los acontecimientos importantes, aunque con puntos de vista españoles y para un público lector español.

El más importante cronista que llegó a Cuba en el siglo XVI fue Fray Bartolomé de Las Casas, autor, entre otras obras, de “Historia de las Indias”.
El Poeta Nacional de Cuba es Nicolás Guillén (1902-1989). Otros poetas importantes fueron José María Heredia, Julián del Casal, Gabriel de la Concepción Valdés “Plácido” y Gertrudis Gómez de Avellaneda, entre muchos otros.
Entre los escritores, resaltan nombres como Alejo Carpentier, José Lezama Lima, Dulce María Loynaz, o más recientemente, Leonardo Padura.
Desde febrero de 1991, se celebra anualmente en La Habana la Feria Internacional del Libro, que desde 2002, comenzó a extenderse al resto de las provincias del país.
Es importante agregar que José Martí, el Héroe Nacional cubano, fue un destacado poeta y escritor.

C.- Arquitectura


La arquitectura en Cuba se vio manifestada principalmente en la etapa colonial. En ella se trajo la cultura de España con su influencia barroca.

Las primeras villas eran constituidas por una iglesia rodeada de diversas casas. Estas tenían un patio interior o central y estaban cubiertas de rejas. Existen magníficas construcciones religiosas como el convento de San Francisco de La Habana.

Además, para la defensa se hicieron grandes fuertes previniendo el ataque de piratas y bucaneros. En la etapa republicana se construyeron grandes edificios como El Capitolio, calcado a imagen del de Washington, y otros grandes edificios como el Focsa y el Habana Hilton posteriormente Habana Libre.
Después del triunfo de la Revolución la arquitectura sufrió una fuerte influencia soviética con su obsesión por la simetría y el ahorro del espacio y se construyeron barrios enteros al estilo de los barrios obreros de Moscú o Minsk.

Al caer el muro de Berlín la arquitectura recibió corrientes más diversas y se produjo el boom de los hoteles cinco estrellas de impresionantes fachadas de vidrio y acero al estilo de los modernos rascacielos de Manhattan o de otras metrópolis latinoamericanas como México, DF o Caracas. También, se ha llevado a cabo un proceso de restauración del añejo centro histórico de la ciudad que cuenta con grandes baluartes arquitectónicos de todas las corrientes y tendencias desde el barroco hasta el arte ecléctico.

D.- Artes Plásticas


La pintura de Cuba comienza a destacar a inicios del siglo XX. Entre los principales pintores se encuentran Wilfredo Lam, quien tiene obras suyas expuestas en el Museo de Arte Moderno de Nueva York y en el Museo Reina Sofía de Madrid, Armando Menocal, Eduardo Abela, Fidelio Ponce de León, Mariano Rodríguez, René Portocarrero, Amelia Peláez y Carlos Enríquez.
Entre los pintores actuales de importancia están Zaida del Río, Tomás Sánchez, Humberto Castro, José Bedia, Arturo Cuenca, Flora Fong, Nelson Domínguez, Roberto Fabelo, Alexis Leyva (Kcho), Maykel Herrera, Esteban Machado Díaz y otros reconocidos en las colecciones de arte cubano.
En cuanto a la escultura, destacan los nombres de Rita Longa, Gilma Madera, Alberto Lescay y José Ramón Villa Soberón, entre otros.

En la fotografía, resaltan nombres como el de Alberto Korda, autor de la más célebre fotografía del Che Guevara y muchas otras obras notables, o el fotógrafo y también documentalista Roberto Chile.
Asimismo, Cuba posee una muy rica y prolongada tradición de historietistas y caricaturistas, entre los que destacan el ya mencionado Eduardo Abela en la primera mitad del siglo XX.
Después del triunfo revolucionario de 1959, surgieron nuevas generaciones de historietistas como Juan Padrón y Jorge Oliver, entre otros muchos.

E.- Artes Escénicas


La actividad fílmica en Cuba fue muy exigua antes de 1959. El primer largometraje cubano, aún de cine silente, fue “Manuel García, o, El rey de los campos de Cuba”, rodado en 1913.

Relativamente famoso en Latinoamérica fue el largometraje de corte melodramático titulado “Romance del Palmar”, con participación de la vedette cubana Rita Montaner.
A partir de 1959, se produce un vuelco en la actividad cinematográfica. Se iniciaron en el cine directores de gran impacto artístico, como Tomás Gutiérrez Alea, o el documentalista Santiago Álvarez.
A pesar de la escasez de recursos, el cine cubano ha mostrado calidad artística y un compromiso social constante.

Entre los filmes más aclamados gozan de especial consideración, tanto de la crítica especializada, como del público: “La muerte de un burócrata”, “Memorias del subdesarrollo”, “Las doce sillas”, “Retrato de Teresa” y el más reciente “Fresa y Chocolate” (1993).

Otros largometrajes con excelente recepción de público y crítica han sido “Cecilia”, “Lucía”, (Nominada a los premios Oscar en 1994) y “La bella del Alhambra”, del también reconocido director Humberto Solás.
Más recientemente fueron exitosas las cintas “Amor vertical”, “Viva Cuba” y Conducta.

Extraordinaria puede considerarse la acogida unánime al documental “Suite Habana”, describiendo la difícil situación de personas del pueblo ante las extraordinarias carencias y dificultades que afrontó la Isla durante el “Período especial” en la década de los años 90.
Dentro de los festivales de cine de la isla, resaltan el Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano de La Habana, celebrado anualmente desde 1979, y el Festival Internacional de Cine Pobre de Gibara, fundado por el cineasta Humberto Solás en 2003.

F.- Gastronomía


La gastronomía de Cuba es una fusión de cocinas españolas, africanas y del Caribe. Las recetas cubanas comparten las sabidurías de la combinación entre las especias y las técnicas combinadas de la cocina española y africana, con unas ciertas influencias caribeñas en especias y sabores. Existen influencias de los esclavos africanos que cultivaban, en su mayoría caña de azúcar en las plantaciones, mientras que en las ciudades constituyeron generalmente una minoría.

Las plantaciones de tabaco fueron habitadas principalmente por campesinos españoles pobres, sobre todo de las Canarias. La parte del este de la isla también recibió cantidades masivas de inmigrantes franceses, haitianos y del Caribe, principalmente durante la revolución haitiana; así como trabajadores estacionales para la cosecha de la caña de azúcar, sobre todo españoles, durante los años 50. Esto implicó que la cocina cubana se convirtiera en algo localmente tradicional.
Entre los platos más comidos están el arroz, las viandas, principalmente el plátano, las legumbres y la carne de cerdo.

Entre los platos típicos se encuentra el congrí, elaborado con un caldo de frijoles y arroz.

Están los tamales, el maíz es un plato desde los aborígenes cubanos con el aún comido casabe y tostones y mariquitas realizadas con plátanos vianda. En las fiestas lo más codiciado y usado es el típico cerdo asado en vara a fuego lento.

G.- Artesanía


En Cuba, los artesanos con gran nivel en sus obras se agrupan como miembros de la Asociación Cubana de Artesanos Artistas (ACAA), en cuyo caso reciben un carné de acuerdo a su manifestación y aprobación del ejecutivo nacional, integrado por destacados artesanos y artistas de la plástica cubana.
De esta forma queda garantizado la comercialización y promoción de sus obras a través de Instituciones Culturales, como el Fondo Cubano de Bienes Culturales, que organizan y promueven eventos dentro del país y en el exterior.

Estos artesanos laboran de forma independiente en sus propios talleres y son apoyados por la dirección política y económica del país, se les considera como creadores artísticos.
La artesanía es variada, agrupándose en siete manifestaciones artísticas y se ha vinculado estrechamente al desarrollo del turismo internacional, además del mercado nacional, jugando un papel importante, en el rescate de la identidad nacional, pues el esfuerzo ha sido dirigido a recrear artísticamente los valores y costumbres populares, en sus diseños, materiales usados, además de generar aporte económico al desarrollo del país, los artesanos realizan obras de excelente calidad demostrando un gran maestría en el oficio, muchos de ellos han recibidos distintos méritos nacionales e internacionales, que lo hacen ser grandes artesanos. Son fieles exponente de la cultura cubana.
Su máxima representación artística dentro del país, es la Feria Internacional de Artesanía (FIART), que se celebra en el mes de diciembre de cada año, donde se otorgan los premios FIART, Sello de Excelencia, La Obra de la Vida, y en ediciones anteriores, Premio de la Unesco.

Esta feria es convocada por el Centro Nacional de Desarrollo de la Artesanía, en conjunto con otras instituciones del país, Cuba otorga la vicepresidencia de artesanía para América Latina y el Caribe, donde cada año suman el número de artesanos en la calidad de sus obras, quedando un poco atrás sin perder de vista el carácter repetitivo de las mismas, deviniendo así en una artesanía artística, representativa dentro de las artes plásticas.

V.- Historia


La prehistoria de la isla de Cuba comprende desde alrededor del año 8000 a.C. con la llegada de los primeros aborígenes hasta la llegada de Cristóbal Colón en 1492.

La historia escrita de la isla comienza con la penetración española que creó la Capitanía General de Cuba.
Cuba se independizó de España después de la derrota de esta última en la Guerra Hispano-Estadounidense.

Como resultado, la isla pasó a ser controlada por Estados Unidos, que tras una intervención militar, le da la forma de una República, aunque en los hechos haya seguido dependiendo de aquel país hasta la Revolución cubana.

A.- Etapa Precolombina


La percepción que tenemos de los habitantes precolombinos de Cuba viene de los relatos de los conquistadores, llamados Cronistas de las Indias, como Bartolomé de las Casas, quien distinguió tres culturas diferentes en cuanto a rasgos étnicos, lingüísticos y de desarrollo tecnológico y social, las cuales llamó Guanahatabey, Siboney (o Sibuney) y Taína.
En el último siglo, los estudios arqueológicos, etnológicos y morfológicos han permitido indagar más en la vida de esos primeros habitantes que llegaron a la isla en migraciones procedentes de la América continental.

Esos primeros grupos eran cazadores paleolíticos de origen mongoloide. La segunda migración, hace 4500 años, procedía de Centro y Sudamérica; tenían una fisionomía parecida a la del primer grupo.

La tercera y cuarta migración procedió de las Antillas en torno al 500 a.C. Una clasificación más atenida a la evolución de estos grupos humanos establece también tres grupos: el de la edad de la concha (Guanahatabey), el de la edad de la piedra (Siboney) y la edad de la alfarería (Taína).
Esos grupos tenían en común una organización gentilicia matriarcal, con división del trabajo por sexo y edades con una forma de religión animista y culto a los antepasados.

B.- Colonización Española


El 27 de octubre de 1492, llegaron a costas cubanas por la zona de Bariay, tres naves españolas, La Pinta, La Niña y la Santa María, comandadas por Cristóbal Colón, quien desembarcó al siguiente día.

Entre esa fecha y el 5 de noviembre, las naves se movieron por la costa oriental de Cuba, y el viernes 2 de noviembre, designó a dos de sus hombres para que, durante seis días, se internasen en el territorio cubano. Colón denominó a la Isla de Cuba como Isla Juana en deferencia al Príncipe Juan, heredero de la corona.
Colón pensaba que había llegado a las Indias orientales y no se imaginaba que detrás de esta pequeña isla, se encontraba un continente gigantesco, desconocido para el mundo europeo.

Según las Cartas de Indias, una vez que Colón pisó suelo cubano, se arrodilló en la arena y con la cabeza inclinada hacia arriba exclamó: “Ésta es la tierra más hermosa que ojos humanos hayan visto jamás”.
En 1513, Diego Velázquez de Cuéllar fue enviado por los reyes de España como adelantado de la Corte para las nuevas posesiones del reino. Fue nombrado gobernador de Cuba, con la facultad de fundar villas y efectuar repartimientos de indios, entre otras.
Estas villas constituían la base legal, organizativa y política en cada región lo cual se lograba al establecer en cada acto de fundación, la institución del municipio, y también garantizaban la concentración y permanencia en el territorio de un núcleo conquistador mediante la vecindad.
El 10 de febrero de 1516, por petición de Velázquez, se creó el obispado de Cuba, cuya sede original estuvo en Baracoa y fue trasladada en 1523, a Santiago de Cuba. Esta villa sería la primera capital de la Cuba colonial hasta que la sede del gobernador fue trasladada definitivamente a San Cristóbal de La Habana, a mediados del siglo XVI.

B.1.- La Economía


El sector económico más importante en estos primeros años de la colonia fue la extracción de oro y otras formas de minería con el empleo de aborígenes encomendados así como algunos esclavos negros que se integraron desde muy temprano al conglomerado étnico que siglos después constituiría el pueblo cubano. Una vez agotados los yacimientos de oro este sector recaería sobre el cobre de Santiago del Prado.
Ya en 1503, los Reyes Católicos fundaban la Casa de Contratación de Sevilla destinada a organizar y regular el comercio español con sus nuevos territorios, lo que despertó los celos de otras potencias europeas.
A consecuencia de las guerras entre Francia y España, hicieron su presencia en el Caribe los primeros corsarios franceses a los que se sumaron después piratas ingleses y holandeses. Sin embargo, fueron los galos los que atacaron la isla, como Roberto de Baal y Jacques de Sores.
Para repelerlos la Corona puso en marcha dos proyectos, ambos ventajosos para la nueva capital, La Habana. El primero fue el Sistema de Flotas o Puerto Único, mediante el cual todas las embarcaciones de las Indias Occidentales, tenían que partir juntas rumbo a España desde el otrora Puerto de Carenas, bahía de La Habana, lo que desarrolló un auge comercial sin precedentes en la ciudad, con el crecimiento de su población y la diversificación de su actividad por la creación de nuevos oficios.

B.2.-Fortalecimmiento de la ciudad


El segundo plan fue dirigido a fortificar la ciudad, el cual tuvo como precedente la construcción en 1538, de la segunda fortaleza de América, la llamada Castillo de la Real Fuerza.
De años posteriores datan las fortificaciones del Morro y la Punta, destinadas a proteger la bahía.
Este desarrollo económico de La Habana contrastaba sobremanera con la reducida actividad comercial de las poblaciones alejadas, las cuales iniciaron un comercio de contrabando con los corsarios extranjeros.
En el siglo XVIII casi todas las tierras estaban repartidas en la isla, en particular las occidentales y las de las grandes sabanas, pero muchas mantenían improductivas y despobladas.
La producción de tabaco se incrementó entre 1713 y 1720. Paralelo al proceso tabacalero se dio el azucarero.

nuevas fábricas o trapiches se ubicaron en las proximidades de los centros urbanos. En 1740 se creó la Real Compañía de Comercio de La Habana, a ella se le otorgó el privilegio del control y conducción del tabaco, los azúcares y el coambre de Cuba a España, como parte del control metropolitano.
El desarrollo de las ciudades y villas fue marcadamente desigual. La Habana llegó a ser a mediados de siglo, la tercera urbe y el primer puerto del Nuevo Mundo con una activa y bulliciosa vida portuaria y comercial.

En 1728, se fundó la Real y Pontificia Universidad de San Gerónimo de La Habana y el colegio de San José, que junto a los conventos de Belén y San Francisco, imparten la enseñanza en la capital y el Seminario de San Basilio el Magno en Santiago de Cuba.
En esta etapa comienzan a observarse las primeras luchas sociales de Cuba como consecuencia de las medidas monopólicas tomadas por la Corona acentuados ahora por el Estanco del Tabaco que prohibía la venta del producto a particulares, colocaba el precio arbitrario y establecía las cantidades a comprar.
Los movimientos se concentran en los vegueros y los cobreros, lo que dio lugar a protestas y sublevaciones, la tercera de las cuales fue reprimida mediante la ejecución de once vegueros en Santiago de las Vegas, próxima a la capital. Imposibilitados de vencer el monopolio, los más ricos habaneros decidieron participar de sus beneficios.
Al estallar la Guerra de los Siete Años, entre Francia e Inglaterra, España entraría a favor de la primera. Está contienda sirvió de escenario para que los ingleses dirigieran la mayor armada que había cruzado el Atlántico bajo la dirección de Sir Jorge Pockock con el objetivo de tomar La Habana.

La ciudad fue defendida de forma combativa tanto por los criollos, dirigidos por José Antonio Gómez como por españoles dirigidos por el capitán español don Luis de Velasco. Sin embargo, el 12 de agosto de 1762, se firmó la capitulación de la ciudad, al día siguiente entraban triunfantes las tropas británicas. Esta ocupación duró once meses.
El 6 de julio de 1763, tomaba posesión del gobierno de Cuba, en nombre del rey de España, el teniente general Ambrosio de Funes y Villalpando, Conde de Ricla. A cambio de la estratégica posición, se le entregaba a Gran Bretaña la Península de La Florida.
Las prioridades del Conde de Ricla y sus sucesores ilustrados estaban dirigidas al fortalecimiento militar de la isla. Este objetivo debía cumplirse aplicando una nueva política que se basaba en la necesidad de crear una amplia base económica y ágiles mecanismos administrativos que le permitieran que el sistema defensivo fuese lo más autóctono y potente posible.
En el breve período de dos años, en La Habana se reconstruyen las fortalezas del Morro, La fuerza y La Punta; se edifican La Cabaña, Atarés y El Príncipe; los fortines de La Chorrera y Cojímar y se moderniza la muralla. Hacia 1774, el sistema se completó con la ampliación de los castillos de San Severino en Matanzas y El Morro en Santiago de Cuba.
Es de destacar el diferente proceso colonizador de los españoles frente al resto de los imperios de la época. Mientras los españoles trataron de integrar a la población local y convertirla al cristianismo, los ingleses y franceses los exterminaban y repoblaban sus colonias con esclavos traídos de África.

Un dato que muestra esta política es el bajo número de esclavos que el Imperio Español tenía en la isla: 50 mil frente a los 60 mil en Barbados o 300 mil en Virginia, del Imperio Británico; o los 450 mil que los franceses tenían en Haití.
En cuanto a la economía se reorganizó la administración con la creación de la Real Intendencia General de Ejército y Hacienda; la supresión de los privilegios de la Real Compañía de La Habana y la permisibilidad del libre comercio con extranjeros; la promulgación por la Corona de la nueva ley arancelaria; la liquidación del monopolio de Cádiz con la apertura al comercio de la isla de otros puertos españoles, la ejecución de planes de desarrollo urbano y el reajuste de todo el sistema de impuestos con el objetivo de que, a corto plazo, cubriese los gastos administrativos de la isla.
Bajo Ricla y sus sucesor el Marqués de la Torre, La Habana incrementó la pavimentación e inició el alumbrado de las calles, dispuso medidas sanitarias, e inició la construcción del primer paseo habanero, la Alameda de Paula; del primer teatro, El Principal; y del Palacio de los Capitanes Generales.

Se llevó a cabo el primer censo poblacional de 1774 y se inició el trazado urbanístico de la ciudad, mediante el cual se prohibió las casas de guano e imponiendo una nueva arquitectura de grandes y ostentosos palacios.
Los hacendados criollos se enriquecieron y su flamante poder se materializó en instituciones que, como la Sociedad Económica de Amigos del País y el Real Consulado, canalizaron su influencia en el gobierno colonial.
En este contexto hace su entrada en la escena histórica cubana un cerrado y brillante grupo de hombres de pensamiento, la Generación del 92 o la Ilustración Reformista Cubana.
Francisco de Arango y Parreño es el más brillante expositor del proyecto socioeconómico y el de mayor agudeza política.

Las principales proposiciones de este grupo liderado por Parreño eran: libre comercio de esclavos; aumento de la esclavitud para resolver las necesidades de fuerza de trabajo y eliminación de todos los obstáculos que impiden su explotación intensiva; mejoramiento y perfeccionamiento en la utilización de tierras y la aplicación de la más moderna técnica; desarrollo tecnológico de la manufactura azucarera, desarrollo científico del país, libertad de comercio y disminución de la usura en los préstamos necesarios para incrementar la agricultura y la manufactura.

C.-Guerras de la Independencia


El 10 de octubre de 1868 en el Ingenio “La Demajagua”, que le pertenecía el hacendado Carlos Manuel de Céspedes, en la Región de Manzanillo, libera a sus esclavos y sin imponerles nada los invita a iniciar la lucha contra el colonialismo español que se imponía en Cuba.

Así se iniciaba el periodo revolucionario de las luchas por la independencia de Cuba que no triunfaría hasta el 20 de mayo de 1902.

En este levantamiento se traza Céspedes un programa de lucha donde expresa las causas y los objetivos del inicio de la Guerra conocido como el Manifiesto del 10 de octubre.
Durante el periodo de la Guerra que por el tiempo que se extendió tomó el nombre de Guerra de los Diez Años surgieron grandes jefes revolucionarios, que tuvieron una significación histórica en las posteriores guerras y contiendas.

Es el caso de Ignacio Agramonte, Antonio Maceo, Máximo Gómez, José Maceo, Vicente García González y Calixto García, entre otros muchos.

D.- José Martí


Fue la figura cimera del siglo XIX continental. Su ideario político–social trascendió las fronteras de su patria, marcando pautas que condujesen a América Latina a su “segunda independencia”. Con la creación del Partido Revolucionario Cubano, concebido como la organización única de todos los independentistas cubanos que debía conseguir los medios materiales y humanos para la nueva empresa emancipadora, y su labor como periodista de talla universal, impulsó una labor de esclarecimiento y unificación, centrada en los núcleos de emigrados cubanos, principalmente en Estados Unidos, pero con amplia repercusión en la isla.
Martí impulsó una tremenda renovación dentro de las letras hispanas de fines de la centuria.

E.- La Guerra del 95


El 24 de febrero de 1895, mediante un levantamiento simultáneo en Oriente y Matanzas se reanuda la lucha independentista. Aunque se provocaron levantamientos en Bayate, Guantánamo, El Cobre, Ibarra, etc., el hecho pasa a la historia como El Grito de Baire.
Martí y Gómez antes de partir para Cuba desde la República Dominicana firmaron el Manifiesto de Montecristi, redactado por el primero.

Este documento es considerado el programa de la Revolución en la Guerra Necesaria. Martí señala que esa guerra es continuación de la anterior y que también expresa la necesidad de hacer una República nueva con iguales derechos para todos. Al final destaca el significativo latinoamericanismo de la guerra en Cuba.
Tras arribar a Cuba el 1º y 11 de abril, los tres grandes de la Guerra de Independencia, Maceo, Gómez y Martí, se reunieron el 5 de mayo en La Mejorana y, por encima de las diferencias de enfoques, organizaron la Guerra y aprobaron el plan de invasión a Occidente.
El 16 de septiembre de 1895, se produjo la Asamblea de Jimaguayú, como su paralela de Guáimaro que redactó una nueva Constitución de la República en Armas.

En ella se eligió un poder civil más reducido y práctico formado por un Consejo de Gobierno compuesto por un presidente Salvador Cisneros Betancourt, un vicepresidente y cuatro secretarios. Este gobierno civil tenía atribuciones sobre los asuntos políticos y económicos pero con facultades limitadas sobre lo militar.

Se planteó que tanto esta Constitución como los acuerdos de esta asamblea tendrían vigencia sólo por dos años cuando se convocaría a otra asamblea.
Entre el 22 de octubre de 1895 y el 22 de enero de 1896, se produjo una de las páginas épicas de la Guerra de Independencia, la Invasión a Occidente. Maceo partió desde Mangos de Baraguá con 1.400 hombres y al llegar a Camagüey ya contaba 2.500.

Esta campaña consistía en emplear la guerra de guerrillas, la guerra de desgaste con emboscadas y ataques relámpago de pequeños grupos para desorientar al enemigo y llevarlos a terrenos pantanosos (manigua) para vencerlos por enfermedades y agotamiento. Cerca de 4 mil insurrectos ponen fuera de combate a 25 mil soldados españoles. La suerte del colonialismo español estaba echada.

F.-Intervención Estadounidense


Entre finales de 1897 y comienzos de 1898 se instauró en Cuba el autogobierno autonómico.
Las fuerzas cubanas ganaban cada vez más terreno y el Ejército Español se debilitaba rápido, en esa situación se produjo la intervención de los Estados Unidos.
En 1898, el acorazado estadounidense Maine se hundió en la Bahía de La Habana el 15 de febrero, debido a una explosión para así intervenir en la guerra.

El conflicto concluyó con la firma de un tratado de paz, Tratado de París, del 10 de diciembre de 1898 entre España y Estados Unidos en virtud del cual Estados Unidos recibió el control absoluto de Cuba, Puerto Rico y Filipinas.
El 1 de enero de 1899, se iniciaba la ocupación de Cuba por los Estados Unidos a través del gobierno que decretaba órdenes militares.
Durante este período el gobierno interventor dirige sus acciones en dos aristas. La primera fue tratar de recuperar al país de las secuelas de la Guerra, para esto destinó auxilios directos a la población en alimentos y medicinas, ideó el Plan de saneamiento de la isla y la creación de escuelas públicas.
La segunda fue asegurar su situación privilegiada con respecto a Cuba en la futura etapa republicana.

Para ello rebaja de aranceles a productos estadounidenses que invadirán el mercado interno cubano, crea la Ley de Deslindes y división de haciendas comunales, mediante la cual el Estado se apropiaría de muchas tierras las cuales serían vendidas después a empresas estadounidenses privadas, a través de la Ley ferrocarrilera.
Mediante la Ley militar No. 301 del 25 de julio de 1900, el gobierno llamó a una convocatoria a elecciones de delegados para la Asamblea Constituyente.
El sistema electoral que se aplicó se basaba en el sufragio ilustrado y censitario.
La Asamblea Constituyente redactó y aprobó la Constitución de 1901 de carácter liberal-democrático.

A pesar de la oposición de los delegados a la Asamblea Constituyente, la presión estadounidense, que colocaba a los cubanos ante la disyuntiva de tener una república con la Enmienda o continuar la ocupación, logró que ésta quedara definitivamente aprobada por los cubanos el 12 de junio de 1901.

G.- República


El 20 de mayo de 1902 se inaugura la república con Tomás Estrada Palma como primer presidente y con la Constitución de 1901, como base jurídica a la cual se añadió la Enmienda Platt, que daba a Estados Unidos el derecho a intervenir en los asuntos cubanos y que fue aceptada por los independentistas como un mal menor después de encendidas polémicas.

La Enmienda Platt estuvo vigente hasta el año 1934, cuando fue abolida mediante el Tratado Permanente de 1934.

1.- La Constitución de 1940


Fue durante el período de 1937 a 1945, donde la marcada estabilidad política grandes cambios democráticos en el país.

Entre estos cambios se manifiestan: la amnistía general para los presos políticos, mediante la cual fueron liberados tres mil personas en el año 1937, la legalización de partidos de oposición, el restablecimiento de la Autonomía Universitaria en 1939 y fundamentalmente la convocatoria a una Asamblea Constituyente en 1939 que aprobó y redactó la Constitución de 1940.
El 10 de octubre de 1940, entró en vigor la constitución, confeccionada con la intervención de todos los sectores políticos del país.

La Convención Constituyente estuvo integrada por 76 delegados representando a 9 partidos políticos.

Con esta nueva Carta Magna, que recogía importantes reivindicaciones populares, se abrió un nuevo período de legalidad institucional, fue esta una de las Constituciones más avanzadas de su época.
El primer gobierno de esta etapa estuvo presidido por Fulgencio Batista, cuya candidatura había sido respaldada por una coalición de fuerzas en la que participaban los comunistas.
Durante el gobierno de Batista, la situación económica experimentó una mejoría propiciada por el estallido de la Segunda Guerra Mundial, coyuntura que beneficiaría aún más al sucesor, Ramón Grau San Martín, quien resultó electo en 1944, gracias al amplio respaldo popular que le granjearon las medidas nacionalistas y democráticas dictadas durante su anterior gobierno.
Sin embargo, ni Grau, ni Carlos Prío Socarrás fueron capaces de aprovechar las favorables condiciones económicas de sus respectivos mandatos.
Ambos Gobiernos se caracterizaron por la represión política con sucesivos asesinatos de líderes opositores como los dirigentes obreros Jesús Menéndez y Aracelio Iglesias, aplicando una fuerte censura de prensa mediante el decreto “Mordaza” y fomentando la creación de grupos gansteriles que controlan el negocio de la droga, la prostitución y los juegos prohibidos.

2.-Dictadura de Fulgencio Batista


Fulgencio Batista, da el golpe de estado el 10 de marzo de 1952, a pocos meses de celebrarse elecciones en la isla, en las que era casi un hecho de que saliera electo Roberto Agramonte, del Partido Ortodoxo.

La embajada estadounidense comunica al Departamento de Estado de los Estados Unidos que el golpe era una sorpresa, sin embargo, el embajador, William Beaulac confesó más tarde que ya sabía del plan.
A las siete de la mañana del mismo 10 de marzo, Batista se entrevista con el coronel Hook, jefe de la Misión de la Fuerza Aérea de Cuba, para pedirle que le comunicara al embajador que los acuerdos militares permanecerían vigentes.

Batista argumenta una elevada violencia y corrupción generalizada como razones para el golpe.

Un artículo publicado en el diario de noticias New York en 1958, titulado Mobster Money Cuban Boom, describía los planes de Batista en conjunto con la mafia estadounidense de construir una red de hoteles y casinos a lo largo de todo el malecón habanero, a cambio de una millonaria suma.

Aplicó una política de reducción de zafra que redujo el nivel de ingresos del país, el cual dejó de percibir 400 millones de dólares, creciendo así el desempleo a la par que se reduce el salario real y el poder adquisitivo del pueblo.

Cerca de un cuarto de la población cubana era analfabeta, había una cifra similar de desempleados y casi la mitad de los niños de 6 a 14 años no iba a la escuela. Solo el 10 por ciento de las viviendas rurales tenía electricidad.

Había 200 mil campesinos sin tierra estando improductivas 300 mil hectáreas de tierra en manos extranjeras o de terratenientes cubanos.

Durante su gobierno cesó la violencia civil de los años pasados, para ser reemplazada por la violencia de las fuerzas militares y paramilitares. Prosperaron el hambre, la prostitución y los juegos de azar.
El gobierno militar sustituyó el Congreso por un Consejo Consultivo, eliminó la Constitución del 40 y estableció los Estatutos Constitucionales. Liquidó la libertad de expresión, de reunión, de huelga y estableció la pena de muerte, eliminó la Autonomía Universitaria. Hizo un simulacro de elecciones en 1954, en las que resultó ganador.
Fidel Castro seleccionó en 1953, a un grupo de más de cien hombres y los recluta para un nuevo plan de alzamiento. Luego de meses de entrenamiento en la Granjita Siboney, deciden que era momento de asaltar el Cuartel Moncada.

H.- Revolución y Socialismo


Fidel Castro y un grupo de revolucionarios atacaron el 26 de julio de 1953, los cuarteles militares Moncada y Carlos Manuel de Céspedes en Santiago de Cuba y Bayamo, respectivamente.

Al fracasar esta acción, muchos de los asaltantes fueron asesinados por los soldados de Batista y otros fueron encarcelados, entre ellos Fidel, su hermano Raúl y Juan Almeida.

Debido a la presión popular y a la madre de Fidel Castro, que tenía relaciones de amistad con la entonces primera dama y la intervención del entonces obispo de Santiago de Cuba, Batista ofrece una amnistía a los presos políticos en 1955.

Castro y sus compañeros viajan a México donde se reorganizan bajo el nombre de Movimiento 26 de Julio.
El 30 de noviembre de 1956, se produce el Alzamiento de Santiago de Cuba organizado por Frank País, al mismo tiempo debía desembarcar el yate Granma con expedicionarios que había partido desde México, entre los que se encuentran Fidel Castro, Raúl Castro, el Che Guevara, Camilo Cienfuegos y otros.

Pero por las condiciones de mal tiempo los mismos se retrasan y llegaron el 2 de diciembre. Luego de tres días de extenuante recorrido, los 82 expedicionarios son sorprendidos por el ejército de Batista en una zona de Alegría de Pío el 5 de diciembre de 1956, y en la cual se desata un desigual combate, que le serviría como un fatídico bautismo de fuego al naciente ejército rebelde, y pasaría a la historia como el Combate de Alegría de Pío.

Fidel ordena al Che Guevara y a Camilo Cienfuegos llevar la guerra hasta Occidente al frente de las dos columnas de Antonio Maceo y ocho Ciro Redondo quienes triunfan ante el ejército batistiano en varios combates, entre los cuales se destacan las batallas de Santa Clara y Yaguajay.
A la medianoche del 31 de diciembre de 1958, Batista huye del país al conocer lo hecho por los seguidores de Fidel Castro, dejando al frente del país al General Eulogio Cantillo.
Castro llama al pueblo a la huelga general para derrocar el gobierno provisional establecido con la huida de Fulgencio Batista.

Finalmente entran en La Habana el 8 de enero, donde se produce el definitivo triunfo de la Revolución. Una vez tomado el poder, los rebeldes formaron nuevo gobierno.

Como presidente fue nombrado Manuel Urrutia Lleó y como primer ministro José Miró Cardona. Fidel Castro permanecía como Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas. Se trataba de un gobierno moderado en el que coexistían diversas tendencias.
Antes de su victoria, Fidel Castro y los líderes de otros movimientos revolucionarios, redactaron el Manifiesto de la Sierra Maestra en el que se comprometieron a “celebrar elecciones generales para todos los cargos del Estado, las provincias y los municipios en el término de un año bajo las normas de la Constitución del 40 y el Código Electoral del 43 y entregarle el poder inmediatamente al candidato que resulte electo”.
El 30 de junio de 1974, se celebraron las primeras elecciones en Cuba, aunque fueron del tipo socialista como establece la ley cubana actual.
En 1959, el gobierno revolucionario comenzó a promulgar una serie de decretos que finalmente llevarían a la eliminación total de la gran y mediana propiedad privada, garantizando propiedad solo sobre inmuebles particulares, bienes de carácter personal y pequeños negocios que no aparecen reflejados claramente en la constitución de 1976, pero que se permite tener a los cubanos, esto siempre que no excedan cierta cantidad de bienes dictada por el gobierno.
El 17 de mayo de 1959, se aprobó la ley de reforma agraria y de creación del Instituto Nacional de la Reforma Agraria (INRA), que se convertiría en el basamento legal para la 1ª y la Segunda Ley de Reforma Agraria de Cuba.

Se abrió entonces un proceso de expropiaciones y nacionalizaciones que afectaron fuertemente a la clase alta y a las empresas estadounidenses.
Esto fue mal recibido por el gobierno estadounidense, que incluso desde antes del triunfo comenzó a tener su diferendo con la lucha cubana.

Más de un millón de cubanos han emigrado de Cuba desde ese momento; la gran mayoría de ellos se han establecido en el sur de Florida, Miami, Hialeah y Nueva Jersey, mientras otros prefirieron España y Venezuela. También existen pequeñas comunidades en muchas otras partes del mundo.
El 7 de noviembre de 1960, el Che Guevara viajó durante dos meses por Checoslovaquia, Unión Soviética, China, Corea y Alemania Democrática. Tanto la Unión Soviética como China se comprometieron a comprar la mayor parte de la zafra cubana.

Cuando finalizó la visita, Cuba tenía acuerdos comerciales y financieros, además de vínculos culturales, con todos los países del bloque Comunista, relaciones diplomáticas con todos menos Alemania Oriental y acuerdos de asistencia científica y técnica con todos menos Albania.
El 3 de enero de 1961, en una de las últimas medidas de su gobierno antes de entregar el poder a John F. Kennedy, el presidente Eisenhower cortó las relaciones diplomáticas entre Estados Unidos y Cuba.
El 15 de abril de 1961, aviones estadounidenses con insignias cubanas atacaron los aeropuertos de San Antonio de los Baños, Ciudad Libertad y Santiago de Cuba, causando importantes bajas. Al día siguiente se declaró el carácter socialista de la revolución, siguiendo las ideas de Karl Marx y Vladimir Lenin.
El 17 de abril se produjo una gran invasión en la Bahía de Cochinos. Sus participantes eran exiliados cubanos entrenados y armados por la CIA en Nicaragua que tratarían de derrocar el gobierno.

Llevaban cinco barcos mercantes, quince lanchas de desembarco, 1.500 hombres fuertemente armados, 16 aviones B-26, 5 tanques, camiones y artillería, pero enfrentarían una fuerza de más de 30 mil hombres bien armados, entrenados y que había recibido informes de inteligencia sobre esta operación.
Rápidamente el gobierno movilizó las Fuerzas Armadas y para la mañana del 19 de abril la brigada invasora había sido derrotada.
A pesar de numerosas acusaciones por parte de Estados Unidos, los prisioneros de la invasión a Playa Girón no fueron torturados, aunque muchos reportaron maltratos y vejaciones.
Posteriormente fueron cambiados por medicinas y alimentos para niños denominando esta operación mercenarios por compotas.
Cuba comenzó a establecer lazos más fuertes con la Unión Soviética, la cual le brindó apoyo y se convirtió en una gran importadora de azúcar de caña, junto con otros estados socialistas.
A fines de junio de 1962, la Unión Soviética y Cuba tomaron la decisión de instalar misiles atómicos en Cuba; al recibir la Unión Soviética informe de inteligencia sobre una supuesta invasión directa de los Estados Unidos a la isla.
Durante la Guerra Fría, Cuba que quedó aislada del resto de los países americanos, siendo expulsada de la OEA y sumamente dependiente de la Unión Soviética y el bloque comunista.
Cuba participó en varias guerras en Asia (Yemen y Siria) y en África (Angola, Etiopía, Congo, Zaire, Guinea-Bisáu, República Árabe Saharaui Democrática) donde derrotó al ejército de Sudáfrica en Angola, influyendo en el derrumbe del apartheid y la liberación de Namibia; también ofreció apoyo económico, logístico y político a varios movimientos guerrilleros de Centroamérica y Sudamérica.
Después de la caída de la Unión Soviética a finales de 1991, la economía de Cuba sufrió una crisis radicalmente acentuada por el colapso del bloque soviético, cuyas economías planificadas desaparecieron, reduciendo radicalmente la entrada de bienes materiales y alimentos.

En 1993 la situación se agravó mucho más. El comercio de Cuba disminuyó en un 80 por ciento, y las condiciones de vida empeoraron. Asimismo, se disparó el número de inmigrantes cubanos que buscaba salvar su situación económica en los Estados Unidos.
En 1995 se tomaron nuevas medidas para aliviar la situación del país. Se fomentó la inversión extranjera y se permitieron algunas muy limitadas formas de iniciativa privada. Esto hizo que poco a poco mejorase algo la economía cubana.
En 1998 el Papa Juan Pablo II hizo una visita a Cuba, en la cual se pidió algo más de flexibilidad a la sociedad cubana, así como al resto del mundo, pidiendo apertura de ambas partes.
Sin embargo, en octubre de 2004 el gobierno cubano anunció el fin de esta política: a partir de noviembre los dólares estadounidenses no serían legales en Cuba, pero en cambio se cambiarían por pesos convertibles cubanos. Dicha medida se llevó a cabo como respuesta a la ley impulsada por el gobierno de Estados Unidos prohibiendo que Cuba usara el dólar estadounidense.

I.- Siglo XXI


Actualmente Cuba mantiene estrechas relaciones políticas con China, Rusia, México, Venezuela, Argentina, Bolivia, Brasil, Ecuador, Nicaragua, España, entre otros países. Además, expande su influencia a países del mundo entero enviando médicos, medicinas y profesionales de todo tipo.

El plan de alfabetización cubano Yo sí puedo se aplica en varios países de América Latina. A raíz de la catástrofe provocada por el Huracán Katrina en el 2005, Cuba ofreció enviar una brigada de médicos internacionalistas a las zonas dañadas de los Estados Unidos, oferta que fue rechazada por el gobierno estadounidense por considerarla innecesaria y oportunista.

Cuba mantiene relaciones comerciales fundamentalmente con España, Canadá, Italia, China, Rusia y Venezuela. Pertenece a la ALBA, lo que la convierte en socia comercial, cooperativa y solidaria de Bolivia, Venezuela, Ecuador, Nicaragua, Dominica, San Vicente y las Granadinas y Honduras.
En 2006, Fidel Castro cedió la presidencia de forma provisional debido a su estado de salud a su hermano y por entonces vicepresidente Raúl Castro.

A comienzos de 2008, Raúl fue finalmente elegido por el parlamento como nuevo presidente, tras la renuncia definitiva de Fidel. Esto fue visto por algunos sectores como un traspaso de poder hereditario y antidemocrático, a pesar de que se cumplieron las reglas que establece la Constitución.

La política exterior del nuevo gobierno cubano ha sido definida como exitosa, por los más diversos analistas.

Gracias al aumento de países miembros latinoamericanos que apoyan el reingreso de Cuba en la OEA, finalmente fue aprobada a comienzos de junio de 2009, la posibilidad de que volviese a entrar en la organización, de la que fue expulsada en 1962.

Las relaciones estratégicas con grandes potencias como Rusia y China se han visto fortalecidas.
En 2008 Cuba entra oficialmente al Grupo de Río, lo que pone punto final al aislamiento de la isla caribeña del resto del continente.

En marzo de 2009, Costa Rica anunció el restablecimiento de relaciones diplomáticas con La Habana.
En el día de apertura de la V Cumbre de las Américas, celebrada en Puerto España, el presidente estadounidense Barack Obama, en medio de presiones de sus pares latinoamericanos, encabezados por el presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, reconoció que el embargo económico a Cuba ha sido un fracaso a lo largo de los 47 años que se ha aplicado y que está preparado para que su administración junto con el gobierno cubano se involucren en una amplia gama de asuntos en los que incluyó derechos humanos, libertad de expresión, reformas democráticas, drogas y asuntos económicos.

Esto después de que días antes levantara algunas restricciones a ciudadanos de EU con familiares en Cuba, como la de viajar a la isla o el envío de remesas y ofreció “buscar un nuevo comienzo con Cuba”. El diálogo comenzó con el sí de Cuba a una propuesta hecha por Obama, para comenzar las conversaciones con respecto a la migración ilegal y el tráfico de drogas.
A nivel internacional, en la XXXIX Asamblea de la Organización de los Estados Americanos desarrollada en San Pedro Sula a principios del mes de junio, fue anulada la resolución del 31 de enero de 1962, emitida por este organismo, que suspendió a este país como miembro de la entidad.
A mediados de abril de 2011, en el VI congreso del gobernante Partido Comunista Cubano (PCC), aprobó 313 reformas económicas los cuales incluyen permitir viajes de turismo al extranjero y la compra-venta de autos y viviendas, una mayor autonomía a las empresas estatales y medidas para impulsar las inversiones extranjeras, la eliminación de la doble circulación monetaria, el levantamiento de las restricciones para que los particulares puedan establecer pequeños negocios y cultivar tierras por cuenta propia.
En diciembre de 2014, conversaciones entre funcionarios cubanos y funcionarios estadounidenses, incluyendo Barack Obama y Raúl Castro, llevaron a un intercambio de prisioneros, y un agente no identificado de los Estados Unidos a cambio de la liberación de tres prisioneros cubanos encarcelados en los Estados Unidos.

Entre otras medidas, el bloqueo de Estados Unidos hacia Cuba si bien no se levantó, se relajó para permitir la importación, la exportación y el comercio dentro de un cierto límite entre los dos países.
En julio y agosto de 2015, también se reabrieron las misiones diplomáticas (embajadas) de dichos países.

El 25 de noviembre de 2016, coincidiendo con el aniversario 60 de la salida del yate Granma de México, falleció de causas naturales el líder histórico de la revolución Fidel Castro a los 90 años de edad.

El 4 de diciembre de 2016, después de una despedida que se prolongó más de 1000 kilómetros desde La Habana, Fidel Castro fue enterrado en Santiago de Cuba en una ceremonia privada.